Comentaba por aquí no hace mucho, que el apaciguamiento no suele servir de nada con, fascistas, integristas, facinerosos y demás fauna. El caso de libro es el appeasement a la Alemania nazi en el periodo de entreguerras.

Hitler no se conformó, nunca lo hacen.

Cuanado lo que se pretende es la desaparición (ya sea física, moral, social, pública, ideológica, electoral…) del adversario las concesiones nunca funcionan.

Si lo que quisieran fuera (sólo) dinero, o (sólo) privilegios, o (sólo) barra libre de niños… entonces podríamos dárselo y olvidarnos del tema. Aunque fuera a costa de no poder aguantar la mirada en un espejo nunca más.

Pero quien a estas alturas no vea que el objetivo es el propio laicismo y los laicos como tal, es un ingenuo o algo peor.

El apaciguamiento no los va a parar, ni siquiera a retrasar. Lo que puede pararles es la denuncia, social y si puede ser legal. Ejemplo cercano tenemos el caso del cobarde de Federico.

En definitiva, hay luchar contra la maldad, no tratar de aplacarla para moderarla un poco. Claudicar no es sólo inmoral, es suicida.

El gobierno de Zapatero ha concedido en esta legislatura que agoniza grotescas prebendas a la Iglesia española. Acosado por una derecha cavernícola que niega la mayor con un electorado disciplinado y numerosísimo, sostenido con un entramado mediático del que la Iglesia es actor destacadísimo.

A pretendido nadar y guardar la ropa, contentar a las izquierdas y aplacar a la derecha con dinero y privilegios. Y como podía esperarse, le ha salido mal. Hitler no se conformó, y la derecha no se conformará con las migajas mientras crea que lo puede tener todo. Son como los perros, huelen el miedo, les excita, y se tiran a morder.

Y después de todo, en la semana de las elecciones generales, la elección de Rouco le da la puntilla a la estrategia del PSOE. No es que el Señor Blázquez sea santo de mi devoción (je), pero el mensaje de los curas con al elección de Rouco es bastante claro.

El próximo domingo día 9, los que que queremos un estado laico, y la separación iglesia estado, con el fin de los privilegios del estamento clerical lo tenemos fácil:

Sólo una izquierda Unida fuerte en el parlamento podrá escorar las políticas hacia la firmeza con el episcopado. No se puede seguir intentando contentar a quién niega tu existencia, contra la Iglesia no hay atajos, solo sirve aplicar democracia, derechos, laicismo y educación.

Votando a Izquierda Unida estaremos votando el programa más claro de laicismo militante, alejado del apaciguamiento que practican otros, y que nos lleva al desastre.

A las pruebas me remito.

Anuncios

  1. 1 La España Nacional-Católica Decimonónica se resiste a desaparecer « ceronegativo

    […] ser meapilas, sigue asustado del poder que exhibe la Iglesia (léase Derecha) y sigue creyendo que el apaciguamiento frenará a la Iglesia, o al menos le hará ganar algo de […]




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


  • Citas importantes

  • RSS Madrid hace 72 años

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
  • RSS pce.es

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
  • RSS iloveIU.org

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
  • RSS interesante

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

A %d blogueros les gusta esto: